Asesino

3 Oct

Pues como ya empezamos hace un tiempo (mira aquí), aquí se van a poner palabras que tienen alguna acepción, etimología,…, curiosa (o que a mi me parece curiosa). Y la palabra de hoy es asesino.

Su significado principal es:

adj. Que asesina. U. t. c. s. || 2. Ofensivo, hostil, dañino. (mira en el Diccionario de la real academia Española si quieres) y se usa como adjetivo (pero no como nombre, primera cosa que me ha sorprendido) .

Su origen también es sorprendente:

El origen de esta voz, de significado tan desagradable, nos remonta al latín medieval bajo la forma de assassinu(m), lo cual tampoco merecería más comentario. Pero todo empieza un poco antes cuando descubrimos que esta forma procede del árabe hashshash (y más exactamente de su forma plural hashshashin) que significa ‘adicto al hachís’ (en árabe hashish), y es que, al parecer, los primeros asesinos propiamente dichos fueron los seguidores de un tal Shayj al-Ÿabal (‘el Viejo de la Montaña’), un musulmán del siglo XI, cuyos seguidores eran habituales consumidores del extracto estupefaciente de las flores secas del cáñamo, bajo cuyos efectos cometían sangrientos asesinatos. (Espasa -Calpe)

Sinonimas a esta palabra son criminal, homicida, matador, parricida, fratricida, magnicida, regicida.

Que cosas.

Yo suelo usar esta palabra, sus sinónimas y muchas otras que no son sinónimas para referirme a algunos que se dedican a librar guerras preventivas y que en la universidad, dicen, fumaban hierba, pero sin tragarse el humo, of course.

La chica que salió de la tarta.

 

Anuncios

2 comentarios to “Asesino”

  1. antípodo octubre 3, 2006 a 11:41 am #

    muy interesante!

    un matiz a lo de los hashshashin. Realmente no cometían los asesinatos bajo los efectos de hachís (es difícil asesinar fumado, jeje, sería fácil distinguir al asesino: mira es ese, el que se parte el culo!), sino que en su montaña, Alamut, tenían un ritual para aquellos elegidos para cometer los asesinatos. Hay que tener en cuenta que los asesinos iban dirigidos a gente importante (tanto árabes como cristianos) y que demostraban su poderío matando en público. El asesino era apresado, torturado y ajusticiado… por tanto eran suicidas.

    el ritual en cuestión consistía en drogar a los futuros asesinos con hachís hasta las cejas, para narcotizarles y llevarles a unas dependencias especiales donde se alojaba todo un harem compuesto por paradisíacas huríes que les hacían de todo esa noche. Allí flipaban. Era como si Alá les hubiera concedido esa “visión” para demostrarles lo que les esperaba tras cumplir su sagrada misión y morir por Él.

    de esta forma no tenían miedo a morir y se arrojaban sin temor al tormento. (jaja hasta en la fe estamos pensando en lo mismo! sex sex sex!!) Otro ejemplo más de manipulación religiosa que se mantiene en nuestros días, no en la forma exacta, pero si en su fondo.

    el poder del viejo de la montaña era ése, controlar gente que no tenía miedo a la muerte, difícil de controlar, por tanto. Los mongoles destruyeron Alamut en el s.XIII, creo.

    es curioso cómo aún ahora se empeñan en meter a los dioses en asuntos tan mundanos e imperialistas.

  2. edujarto octubre 3, 2006 a 6:17 pm #

    Muy interesante también la entrada en la Wikipedia sobre Alamut. Copio y pego el enlace.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Alamut

    hablan también sobre el origen de la palabra Asesino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: