Archive | 11:59 pm

And the winner is…

24 Ene

Sudor en los pies con 6 votillos, seguido muy de cerca poooorrr  Belleza femenina vaginal con 5 votillos y en tercer lugar, medalla de bronce compartida por méritos propios qué duda cabe Los romanos fumaban y Qué se joda el mundo, con 4 votos.

Pues eso, qué se joda.

Desde la administración de este humilde blog se anima a todos los participantes con y sin problemas mentales de diversa índole, que sigan pinchando en los enlaces que aparezcan por ahí después de realizar una búsqueda marciana destinada a satisfacer una inquietud lunar. Y reconfórtense sabiendo que nosotros, seguramente, estemos peor que todos ustedes.

Antipática.

¡La música es nuestra! (a veces)

24 Ene

Queridos parroquianos, héteme aquí involucrado en el primer intento de post colectivo y a largo plazo de Antipática.

¿De qué se trata? Tan sólo de una recopilación de las canciones que al principio nos sorprendió escuchar en un anuncio televisivo o de radio y que finalmente acabó dándonos por el mismísimo orto tener que escuchar una y otra vez. Canciones que ELLOS mancillaron, canciones que fueron envilecidas, alteradas en espíritu para acomodarlas a SUS despreciables intereses. O bien, si no se sienten cómodos con tanta rabia (!!!) como la mía, canciones que no nos gustó escuchar como sintonía de tal o cual producto. Por lo que sea.

¿Por qué colectivo? Porque esperamos sus aportaciones y se irá actualizando el post mismo, sí, han oído bien, el post mismo, con todos los enlaces de vídeos/música que vayan dejando en los comentarios. (Espero que en la próxima actualización desaparezcan estas palabras en primer lugar, tenéis el tiempo contado, chicas).

¿Qué se pide? Unas milésimas de su precioso tiempo y memoria. Aceleren la sinapsis y hagan, hagan memoria. Busquen y envíen. Y si pueden añadir algún comentario jugoso, hmmmm, son ustedes tan jugosas/osos…será convenientemente introducido. Por favor, absténgase de poner el anuncio en cuestión, reivindicamos a los autores orginales, ¿no es mucho mejor?

A mí una que me ha dolido especialmente es “The times they are A-changin’ ” de Bob Dylan. Una perversión más en el uso de un mensaje de claro contenido social (si bien Dylan nunca decía nada de sus propias letras).

“Hurt”, cantada por Johnny Cash (aqui dejo el original en directo de NIN, Reznor tiene momentos increíbles, de hecho a mí me mola más la original)

“He’s Got the Whole World in His Hands”, que conocía a través de Nina Simone pero que resulta ser, como no podía ser de otra manera, un antiguo espiritual. La perversión es que en el anuncio, la versión dice, “we’ve got the whole world in our hands”. Tachán!!!

Leyendo un poco en wikipedia uno aprende que la canción fue popularizada por Laurie London en el 58 a la tierna edad de 13 años. El link al vídeo, impagable. Es como nuestro queridísimo Joselito pero sin vestirse con el rollo folk. Otras versiones por: Marian Anderson, Odetta (grande, en todos los sentidos), Perry Como y Nina Simone en el album And Her Friends (1959).

Curtis.

El turno de edujarto. Turno de soltar esa pequeña punzada de dolor por escuchar en anuncios lo que va asociado a sentimientos.

Retomo a Buffalo Springfield, que dio origen a esta entrada. No recuerdo ni quiero hacerlo el anuncio en el que salía (toma venganza interna, ni me acuerdo de qué anunciaban). Pero dolió.

Antipática.

Sigue leyendo

Hablando de Jazz…

24 Ene

En ese cuento sobre Jazz de alguien que llevó a la literatura la esencia de esa música. Que convertía una página en una montaña rusa de sensaciones, cambiandote la percepción del tiempo y del espacio. Ese alguien a quien, ya en una vuelta más de tuerca, te hacía escuchar una canción de Duke Ellington o de Charlie Parker sin que sonase música en la habitación. Sólo con unas cuantas letras en una página.

Aquí hay música de fondo mientras lee un fragmento de El Perseguidor, con Johnny Carter (Charlie Parker) y la sesión de Amorous (Lover Man en donde cuentan que Charlie Parker apenas se podía mantener en pie debido al alcohol, y aún así sigue siendo una obra maestra).

edujarto.

 PD: para leer el relato entero, por ejemplo, aquí.

Salario

24 Ene

Básicamente, se define como “Paga o remuneración regular. En especial, cantidad de dinero con que se retribuye a los trabajadores por cuenta ajena.” Sus sinónimos pueden ser sueldo, paga, jornal, mensualidad, emolumentos, haberes, soldada.

En otros tiempos, la sal era, para la mayoría, un artículo de primera necesidad tanto para el consumo como para ser empleada como elemento de cambio en las transacciones comerciales. Tanto es así que los romanos pagaban muchas veces con raciones de sal los servicios de los funcionarios públicos o de los soldados.

Salariu(m) era en latín ‘ración de sal’, término referido no sólo a la propia ración, sino también, al considerarla como producto de gran valor, a la cantidad de dinero que se entregaba semanal o mensualmente para comprarla, de donde pasó a significar ‘sueldo’.

Debido a esta importancia de la sal en otros tiempos queda constancia en nuestras expresiones ‘negarle a alguien el pan y la sal’, es decir, lo básico para sobrevivir, y ‘ser la sal de la Tierra’, o sea, lo más importante, la esencia. Es de destacar, por el mismo motivo, el hecho de que en los estancos italianos, junto a pólizas, sellos, impresos oficiales y papel de pagos, se siga vendiendo sal como un valor más del Estado.

Buscando el origen de la palabra, también he encontrado teorías sobre el salario (algunas realmente abominables, como cabe esperar). La primera explicación moderna del nivel salarial, la teoría del nivel de subsistencia, subrayaba que el salario estaba determinado por el consumo necesario para que la clase trabajadora pudiese subsistir. Esta teoría surgió del mercantilismo, y fue más tarde desarrollada por Adam Smith y sobre todo David Ricardo. Este último defendía que los salarios se determinaban a partir del coste de subsistencia y procreación de los trabajadores, y que los sueldos no debían ser diferentes a este coste. Si los salarios caían por debajo de este coste la clase trabajadora no podría reproducirse; si, por el contrario, superaban este nivel mínimo la clase trabajadora se reproduciría por encima de las necesidades de mano de obra por lo que habría un exceso que reduciría los salarios hasta los niveles de subsistencia debido a la competencia de los trabajadores para obtener un puesto de trabajo (es decir, la mano de obra tomada como un producto a controlar por los que poseen el capital). La teoría de los salarios de Karl Marx es una variante de la teoría ricardiana. Marx sostenía que en un sistema capitalista la fuerza laboral rara vez percibe una remuneración superior a la del nivel de subsistencia. Según Marx, los capitalistas se apropiaban de la plusvalía generada sobre el valor del producto final por la fuerza productiva de los trabajadores, incrementando los beneficios. Al igual que ocurre en la teoría de Ricardo, el tiempo ha refutado en gran medida la visión de Marx.

Y basta, ya no os pongo más rollo por hoy. Las fuentes son las de siempre: la Wikipedia (que gran proyecto), la Encarta, el DRAE, los diccionarios Espasa-Calpe, Internet,…

La chica que salió de la tarta.