Archivo | 3:15 pm

Reflexiones con mi almohada

29 Ene

Anónimo nos deja un texto para quien lo quiera leer…yo únicamente lo subo aquí. Gracias por el esfuerzo de escribirlo.

Siempre me he visto sorprendido sobre la facilidad que tenemos los individuos de pasar por la vida lamentándonos de las realidades sociales que nos toca sufrir, lamentos que en los mejores casos llevan a una actitud crítica acerca de la situación. Actitud ésta para nada reprochable sino encomiable pero, a mi manera de entender, a su vez criticable por quedarse a medio camino.

Nos pasamos la vida lamentando los efectos del capitalismo, de la globalización, del libre mercado, del sistema, del cambio climático….pero todas estas actitudes críticas no acaban de plasmarse en una practica real. Nos quedamos en la simple -aunque elogiable- crítica sin hacer nada por remediarlo, lo criticamos y lo hablamos entre cervezas y filtros, o incluso lo plasmamos a través de palabras ciberespaciales, pero realmente somos mantenedores de estas situaciones, las consentimos tácitamente. Hablamos de ellas mientras nos tomamos 7 copas a precio de oro, y nos fumamos algo más de un paquete de tabaco , y después nos vamos a casa cogiendo el primer taxi que encontramos libre sintiéndonos algo más humanos porque somos conscientes de la realidad en la que vivimos.
Personalmente me niego a pensar que no tenemos culpa respecto de todo ello, sin ser esta apreciación una exoneración de responsabilidad por parte de nuestras fuerzas políticas. Sí, nosotros, esos que acudimos un buen día al Fnac y compramos 20 cd´s de audio, esos que hemos pasado del teléfono fijo al móvil con cámara de fotos y conexión a internet, esos que vamos a la moda aunque nos las ingeniemos para parecer todo lo contrario, esos que hemos abandonado la colección de llaveros para empezar a coleccionar todo tipo de instrumentos de nueva generación, y cuyos armarios forman toda una pila de ropa que salvo que nos cambiemos más de una vez al día jamás llegaremos a una utilización eficiente de la misma y que por tanto se escapa a todo criterio de utilidad. Sí, esos mismos que nos compramos coches de primera mano para ir del garaje de casa al garaje del trabajo obviando que los medios públicos de transporte constituyen la forma más responsable (recordar a este respecto la teoría de los bienes privados que viene a indicar que todo lo que hoy en día consumimos abusivamente, lo hacemos en detrimento de las generaciones futuras), que nos compramos televisores de plasma y la Xbox para rellenar nuestros ratos libres , que nos metemos en hipotecas eternas para adquirir en propiedad un piso de 30 metros construidos que, antes de que hayan pasado más de 7 años venderemos porque dejarán de sernos útiles (ley de vida…somos como las cucarachas, nacemos, nos reproducimos y morimos. Y cuando llegamos al estadío intermedio nuestras necesidades pasan de los 30 metros a los 100) eso sí, sacando el mayor rendimiento posible incrementando el valor del mismo como si el tiempo que hemos pasado allí supusiera un valor añadido al bien (total…si todos lo hacen por qué voy a ser yo el único tonto que no se beneficie de la situación). Esos mismos cuyo ocio general o mayoritario consiste en acudir a centros en los que a parte de intoxicarnos a través del garrafón nos tomamos una cantidad ingente de copas por valor medio de 7 a 12 euros, sin contar por supuesto nuestros porritos, nuestras rayitas o la droga en ese momento de moda. Los mismos que percibimos unas rentas por nuestro trabajo de 1.600€ y continuamos anclados en casa de nuestros padres, o que alcanzamos nuestra emancipación con un sueldo líquido inferior a 1.000€ obligando a nuestros ascendientes a completarnos la falta de liquidez manteniéndonos nuestras “pagas” para poder salir de copas, disponer de internet en nuestros domicilios o mantener el coche, esos mismos que teniendo una talla 85 decidimos operarnos las tetas para que nos queden mejor las prendas….pensemos en cualquier otra conducta análoga, porque todos nosotros somos sujetos activos de alguna de ellas.

Puedes leer el texto completo en la sección de Relatos.

edujarto.

Samba, bossa nova y jazz a ritmo de click.

29 Ene

A través de Papel Continuo se descubren muchas cosas. Una de ellas, Loronix, blog dedicado a digitalizar y compartir samba, bossa nova y jazz de los años 50 a 70. Qué más decir que dar las gracias por el descubrimiento y por promocionar música un poco olvidada y difícilmente disponible. Señores de la SGAE: esto es ayudar a la cultura.

edujarto.

PD: el video, descubierto en el mismo sitio. Ciro Monteiro a la voz, Albino Pinheiro, Sergio Cabral, Elke Maravilha y Carmina Mascarenhas.

ReconoceR

29 Ene

¿Que tiene de especial la palabra reconocer? Aparte de que sea un verbo, signifique una cosa u otra,…, además de todo eso, reconocer es especial porque no es de izquierdas ni de derechas, sino de ambas. A ver, me explico. Normalmente leemos de izquierda a derecha (excepto alguna gente rara que me he encontrado por ahí) pero, a veces, nos encontramos con palabras que se pueden leer de derecha a izquierda y seguirán sonando igual. Vamos a probar: (de izquierda a derecha) r-e-c-o-n-o-c-e-r, (y ahora de derecha a izquierda) r-e-c-o-n-o-c-e-r. Anda, pues es verdad. Claro, si ya te lo había dicho. Este tipo de palabras se conocen como palíndromos. Podríamos intentarlo con otras palabras y veriamos como esto no se cumple con todas:

c-u-r-t-i-s, s-i-t-r-u-c

e-l-d-e-l-a-p-a-n-d-e-r-e-t-a-d-e-l-o-s-c-o-u-n-t-f-i-v-e, e-v-i-f-t-n-u-o-c-s-o-l-e-d-a-t-e-r-e-d-n-a-p-a-l-e-d-l-e

Pues estas no lo son, y así muchas. Pues a lo que vamos, un palíndromo es una palabra o frase que se lee igual de izquierda a derecha, que de derecha a izquierda (según el DRAE). Su origen proviene del griego (palin dromein) y significa algo así como ‘desandar lo andado’, ‘volver a ir hacia atrás’,… Como hemos leido en la definición esto vale para palabras o frases (Anita la gorda lagartona no traga la droga latina). En el caso de los números se llamaría capicúa (que significa cabeza -cap- y cola -cúa- en catalán).

Y bueno, además de su origen (etimología), que de ahí todo este rollo, también quería saber si alguien es capaz de formar frases palíndromas, animaos y retad al campeón del mundo.

La chica que salió de la tarta.