Reflexiones con mi almohada

29 Ene

Anónimo nos deja un texto para quien lo quiera leer…yo únicamente lo subo aquí. Gracias por el esfuerzo de escribirlo.

Siempre me he visto sorprendido sobre la facilidad que tenemos los individuos de pasar por la vida lamentándonos de las realidades sociales que nos toca sufrir, lamentos que en los mejores casos llevan a una actitud crítica acerca de la situación. Actitud ésta para nada reprochable sino encomiable pero, a mi manera de entender, a su vez criticable por quedarse a medio camino.

Nos pasamos la vida lamentando los efectos del capitalismo, de la globalización, del libre mercado, del sistema, del cambio climático….pero todas estas actitudes críticas no acaban de plasmarse en una practica real. Nos quedamos en la simple -aunque elogiable- crítica sin hacer nada por remediarlo, lo criticamos y lo hablamos entre cervezas y filtros, o incluso lo plasmamos a través de palabras ciberespaciales, pero realmente somos mantenedores de estas situaciones, las consentimos tácitamente. Hablamos de ellas mientras nos tomamos 7 copas a precio de oro, y nos fumamos algo más de un paquete de tabaco , y después nos vamos a casa cogiendo el primer taxi que encontramos libre sintiéndonos algo más humanos porque somos conscientes de la realidad en la que vivimos.
Personalmente me niego a pensar que no tenemos culpa respecto de todo ello, sin ser esta apreciación una exoneración de responsabilidad por parte de nuestras fuerzas políticas. Sí, nosotros, esos que acudimos un buen día al Fnac y compramos 20 cd´s de audio, esos que hemos pasado del teléfono fijo al móvil con cámara de fotos y conexión a internet, esos que vamos a la moda aunque nos las ingeniemos para parecer todo lo contrario, esos que hemos abandonado la colección de llaveros para empezar a coleccionar todo tipo de instrumentos de nueva generación, y cuyos armarios forman toda una pila de ropa que salvo que nos cambiemos más de una vez al día jamás llegaremos a una utilización eficiente de la misma y que por tanto se escapa a todo criterio de utilidad. Sí, esos mismos que nos compramos coches de primera mano para ir del garaje de casa al garaje del trabajo obviando que los medios públicos de transporte constituyen la forma más responsable (recordar a este respecto la teoría de los bienes privados que viene a indicar que todo lo que hoy en día consumimos abusivamente, lo hacemos en detrimento de las generaciones futuras), que nos compramos televisores de plasma y la Xbox para rellenar nuestros ratos libres , que nos metemos en hipotecas eternas para adquirir en propiedad un piso de 30 metros construidos que, antes de que hayan pasado más de 7 años venderemos porque dejarán de sernos útiles (ley de vida…somos como las cucarachas, nacemos, nos reproducimos y morimos. Y cuando llegamos al estadío intermedio nuestras necesidades pasan de los 30 metros a los 100) eso sí, sacando el mayor rendimiento posible incrementando el valor del mismo como si el tiempo que hemos pasado allí supusiera un valor añadido al bien (total…si todos lo hacen por qué voy a ser yo el único tonto que no se beneficie de la situación). Esos mismos cuyo ocio general o mayoritario consiste en acudir a centros en los que a parte de intoxicarnos a través del garrafón nos tomamos una cantidad ingente de copas por valor medio de 7 a 12 euros, sin contar por supuesto nuestros porritos, nuestras rayitas o la droga en ese momento de moda. Los mismos que percibimos unas rentas por nuestro trabajo de 1.600€ y continuamos anclados en casa de nuestros padres, o que alcanzamos nuestra emancipación con un sueldo líquido inferior a 1.000€ obligando a nuestros ascendientes a completarnos la falta de liquidez manteniéndonos nuestras “pagas” para poder salir de copas, disponer de internet en nuestros domicilios o mantener el coche, esos mismos que teniendo una talla 85 decidimos operarnos las tetas para que nos queden mejor las prendas….pensemos en cualquier otra conducta análoga, porque todos nosotros somos sujetos activos de alguna de ellas.

Puedes leer el texto completo en la sección de Relatos.

edujarto.

Anuncios

11 comentarios to “Reflexiones con mi almohada”

  1. edujarto enero 31, 2007 a 12:36 pm #

    Hay muchas cosas que decir sobre lo que has escrito Anónimo. Ayuda a pensar y eso siempre viene bien. Así que iré poniéndolas según me surjan en la pelota que tengo encima de los hombros.

    Primera anotación: Por un lado criticas la crítica que se hace desde una posición ciertamente acomadada, que es en la que vivimos, aunque luego digas que es loable. Supongo que la comparas con un “me la suda todo”, y un “me voy al congo a ayudar a la humanidad”, y la sitúas en un término medio, que no por ser medio es el más virtuoso. Pero reprochas que quien tenga esa actitud crítica no deje su vida acomodada y haga algo más útil como pueda ser irse al congo.
    No estoy muy de acuerdo con eso. Ver las cosas que uno cree que están mal, hablarlas con los amigos y tener cierta actitud crítica no lo veo reprochable de por sí, y creo que puede tener posibles efectos a medio-largo plazo. Me explico.
    La calidad de vida que tenemos ahora, en donde muchas cosas son superfluas si nos atenemos a que no son necesarias para vivir, tiene un cierto valor, y como dices tú después en el texto (creo recordar), ha costado bastante tenerla. Lo que se debe intentar es reconducirla a algo medianamente sostenible, y ser capaces de no joder al resto del mundo por mantener este estado acomodado. ¿Por pensar que está mal que haya otra gente que sufra, o que haya actuaciones del gobierno de turno que no me gusten, o que no sea el mejor camino que haya tal desequilibrio entre los beneficios de ciertas empresas y la situación de otra gente tengo que ir a la calle, al congo, o formar un partido político para cambiar las cosas?. Eso sería muy loable, pasar a la acción, pero una cosa es que eso sea loable, y otra que el hecho de pensar lo anterior y no formar un partido político sea reprochable.
    ¿Qué se gana pensando y ejercitando la crítica?. Primero educación. Segundo riqueza personal. Tercero que cuando el político de turno tenga que ganar mi voto, se lo tenga que currar más en ese aspecto.

    También creo que hay que diferenciar entre disfrutar de la propia calidad de vida, y ser, quizás, un poco hipócrita. Me intento ejplicar. Una cosa es ir pregonando que todo está fataaaal, que es una vergüenza la actitud de la gente del primer mundo y que “estais destruyendo el muuuundo” y luego irte a comprar tus sextos pantalones vaqueros etc. Y otra es preocuparte de lo que ocurre por ahí, e intentar cambiar cosillas de tu vida, aunque sea sin renunciar a una cierta calidad de vida (sí, ya sé que esto es subjetivo, pero qué no lo es).

    En fin, que lo que quería decir es que el pensar no es malo. Que una cosa es pensar y otra dárselas de virtuoso. Que es muy difícil renunciar a un estilo de vida que aporta cierta comodidad. Que no creo que haya que renunciar a toda comodidad para que se tenga en cuenta lo que dices sobre algo. Y que en pensar y criticar también hay educación, porque para criticar con cierto fundamento, primero tienes que analizar (en la medida de tus posibilidades) lo que pasa, lo cual es el principio del camino para ir hacia algo mejor.

  2. anónimo febrero 1, 2007 a 10:53 pm #

    Estimado Edujarto;

    Una sensación agridulce me invade ya que si bien me alegro de que leas mi extenso relato, creo que o bien has realizado una lectura excesivamente diagonal o no has terminado de comprender el objeto del mismo.

    Maticemos tu contestación en vez de matizar mi texto ya que, sin duda, me llevaría a elaborar uno nuevo de grandes dimensiones, advirtiendo de que si lo entiendes necesario lo desarrollaría.

    Considerándome el prototipo de persona “acomodada”, no critico desde esta posición la actitud crítica que como comento me parece loable. No me planteo ni planteo como posibilidad, ir al Congo, ser un misionero, vivir en una cueva o salvar el mundo. Ni en ningún momento se pueda obtener esta idea del cuerpo del escrito.
    De hecho entiendo que esta posición que has adoptado responde a la primera fase del escrito (relacionada intimamente con el resto, ya que sin leer el resto el texto queda capado y es susceptible de malentendidos)en la que pretendo captar la atención a través de la agresividad.
    La actitud crítica -como comento en todo momento- es plausible, sin embargo comento durante todo el escrito que a pesar de ser correcta y adecuada, debe llevar aparejada una actitud individual. Considero que los individuos no somos tan poco poderosos en esta sociedad como pensamos, y que sería aconsejable que cada persona que critica (y por tanto es consciente y le preocupa) la situación socioeconómica actual, al mismo tiempo tuviera una actitud coherente con la misma. Actitud que relaciono levemente con el virtuosismo desde un punto de vista de cordura, congruencia, y mesura en el consumo de bienes y servicios -entre otros factores-.
    Conciencia social, que nos llevaría a tu comentada y deseada sostenibilidad.
    Motivo por el cual, insisto, no reprocho nada sino todo lo contrario. Lo elogio, y simplemente opino que es necesario adoptar una posición activa e individual.
    Y esto lo digo mientras consumo electricidad en mi ordenador, en la habitación y me estoy cenando una pizza encargada…

    Tu referencia a “una cosa es pensar y otra dárselas de virtuoso” me parece ofensiva e innecesaria ya que roza la ofensa personal al mismo tiempo que pienso que en ningún momento la parte agresiva de mi escrito puede considerarse así, sino un simple comentario de la realidad.Si bien creo que es producto, como indico, de no haber leído o comprendido lo más mínimo el texto.

    Como tu dices pensar y criticar también es educación, y creo que ese es el objeto de TODO el texto, la necesidad de educación para el consumo, educación social, política y cívica. Educación en todas las bases y estratos de la sociedad, y promovida por distintos estamentos, y no sólo en la elitista -antes mucho más que ahora- Universidad a la que en otras aportaciones has hecho referencia.

    Ruego, por tanto, vuelvas a leer el texto si tienes tiempo y ganas.

  3. edujarto febrero 1, 2007 a 11:47 pm #

    Lo haré, lo haré anónimo. Como dije me parece interesante. Sin embargo no puedo dejar de comentar uno de tus últimos párrafos que creo que (al igual que dices que yo he entendido mal tu texto), entiendes cosas que no digo por ningún sitio (parece que esto está lleno de malentendidos y eso que sólo participamos dos personas).

    “Tu referencia a “una cosa es pensar y otra dárselas de virtuoso” me parece ofensiva e innecesaria ya que roza la ofensa personal al mismo tiempo que pienso que en ningún momento la parte agresiva de mi escrito puede considerarse así, sino un simple comentario de la realidad.Si bien creo que es producto, como indico, de no haber leído o comprendido lo más mínimo el texto.”

    Ofensiva e innecesaria mi referencia a “una cosa es pensar y otra dárselas de virtuoso”?. ¿Que roza la ofensa personal?(!!??). Por qué piensas que me refiero a ti como que te las das de virtuoso?. Me parecía entender del texto que una de las cosas que criticabas era la “crítica sin acción” (en el comentario matizas algo la parte “agresiva del texto”, como tú la has llamado pero quizás si su objeto era captar la atención como comentas debería haber quedado más clara tu postura posteriormente), y yo te digo con respecto a esa crítica que lo que me parece reprochable es que vayas por la vida de virtuoso cuando no lo eres, no que pienses y analices lo que pasa desde una posición de cierta humildad (como parece que hay malentendidos, te aclaro que en la anterior frase uso la segunda persona del singular no refiriéndome a ti, sino a un “tú” genérico). No te mento en ningún momento. Así que no te sientas ofendido hombre.

    Me duele el tono de tu comentario, primero porque pienses que te ofendo personalmente, después de todas las conversaciones que tenemos en la vida real y siendo quién eres y sabiendo quién soy (por muchos pseudónimos que usemos aquí, seguimos siendo las mismas personas que cuando apagamos el ordenador, hablamos por el móvil y nos vemos cara a cara). Y segundo por tu tono general del mensaje, que tampoco se corresponde con las conversaciones que tenemos. Si escribes un texto en el que haces una crítica agresiva, no esperes que no haya respuesta a esa crítica agresiva por mucho objeto que tenga de llamar la atención (una vez decías: “si tocas las pelotas, no te mosquees si te las tocan a ti”). Y si yo, o cualquier otra persona, no entiende “lo más mínimo” el texto, quizás sería más loable por tu parte explicar un poco más lo que has intentado decir, independientemente de la capacidad de esa persona para comprender las líneas que escribes. ¿No iría eso más en la línea de la eduación a distintos niveles que intentas promover?.

  4. Curtis febrero 2, 2007 a 12:29 am #

    Eh eh eh, que edujarto y anónimo se conocen…pero esto es trampa, hombre! Está prohibido decir que se conocen! Baneados los dos.

  5. perrogrullo febrero 2, 2007 a 8:21 am #

    JEJEJEEJE.
    por fin esto se parece a una serie de mails que mantuvimos en cierta ocasión… yo no me atrevía a entrar, muchas veces, porque el tema de que esté publicado en la web da un poco de verguenza, y porque firmando con pseudónimo, hay que explicar más lo que dices porque no se presuponen ciertas actitudes que los que te conocen un poco presuponen o deberían presuponer.
    Quizá el vértigo de la publicación ha generado en Anónimo una interpretación errónea de la contestación de Edujarto. Que por otro lado era algo enrevesada, ya que yo tuve que leerla un par de veces para comprenderla, intuyendo que el tono crítico con el escritor no era propio del Jarto. El vértigo no deja pensar, calmadamente, intuyes agresión y respondes satirico- agresivamente. SIIIII
    Pues que sepais que sois los dos unos ineptos, mamelucos correveidiles….
    venga, venga, a por mí

  6. perrogrullo febrero 2, 2007 a 8:22 am #

    Una respuesta al contenido del texto, que me parece muy interesante, en otra ocasión…

  7. anónimo febrero 2, 2007 a 11:42 am #

    Esoooooooooooooooo,esooooooooooo carnazaaaaaaaaaaaaaa.

    Coño edujarto!!!!!! que es todo bromita, como ayer mismo hablamos,tu me das cañita a mi yo cibernético y yo te la doy al tuyo!!!!!! para ver si alguien se lee el puto texto que lleva una semana colgado y sólo hemos leido tu, yo, y un tercero por determinar (perrogrullo creo entender)
    Que no me lo tomo como una ofensa personal hombreeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee, no jodas!!! si ayer antes de contestar a tu comentario estuvimos una hora de teléfono matizando el texto de buen rollo, hablando de que tengo el pene escocido, y despidiendonos con miles de besos y planes que hacer durante el finde….

    Me parece bien prohibirnos las conversaciones por conocernos personalmente, y además por haber hablado del tema y haber “pactado” entre risas darnos cañita para ver si alguien respondía al texto!!!!!. Que supongo, xq es la primera vez que participo, que esto es un blog anónimo dónde cualquiera dice las polladas que se le ocurren bajo un pseudónimo, aunque algo me dice que todos sabeis quienes sois…. Venga jarto, excluído de tu blogg.

    Perrogrullo, ahora a por ti. Caca, culo, pedo, pis. O lo que es lo mismo, “me rebota y en tu culo explota”. O lo que es lo mismo “tu si, tu si”

  8. Bola Ocho febrero 2, 2007 a 1:44 pm #

    Yo me lo había leído…pero estaba tan tan de acuerdo que iba a poner algo tan soso como esto.
    Ahora…. que los enfrentamientos sean pactados…luego decís de la publicidad y la televisión..y acabais de utilizar la técnica “Salsa Rosa” (para los culturetas: no es la que le pones a los langostinos)ah!! y no nos conocemos todos!! salvo tres o cuatro…el resto ni idea

  9. Curtis febrero 2, 2007 a 3:52 pm #

    Están locos estos romanos….

  10. edujarto febrero 2, 2007 a 11:51 pm #

    el enfrentamiento no estaba pactado, bola ocho, de ahí mi mal rollo. Lo que dije a anónimo sobre su texto lo pensaba, así como pensaba en ese momento lo que puse en el segundo comentario. También él pensaba que no había entendido un carajo su texto. Lo que motivó el mal rollo fue que no entendí su tono y lo interpreté de una forma exagerada.
    Si por salsa rosa entiendes plantear nuestras discrepancias por aquí (darnos cañita) para ver qué opina otra gente, en vez de tomarnos el par de cañitas y hablarlo entre nosotros, muy bien, aunque yo no lo entiendo así.

  11. Bola Ocho febrero 3, 2007 a 9:01 pm #

    Era fromitaaaaaa, bu,pero también era premonitorio,oooohh,los poderes de la Bola actuan sin control!! premonitorio pq en plena fiebre del sábado noche,mientras escribo esto, oigo de fondooo ¡¡Salsa Rosa!! a ver cómo le quito el mando a la madre que me parió para dividiverme uan filmeee (guiño al mio blog sobre el spanglish)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: