Ya te enterarás…

2 May

Ese día celebraba su 30 cumpleaños. Fue a partir de haber cumplido los 25 años, cuando los cumpleaños ya no eran lo mismo, ya no eran una celebración y, en torno a esas fechas, le invadía la melancolía.

Era un día soleado y estaba tranquilamente en su apartamento leyendo un libro de Mark Haddon que narraba las desventuras de un niño con un cierto retraso mental que jugaba a ser detective. Le estaba encantando y se quedaba absorta leyendo. De repente sonó el timbre de la puerta, lo cual, debido a la concentración en la lectura, le provocó un sobresalto. Se serenó durante un instante y una vez recuperado el sosiego y de muy mala gana se calzó sus pomposas chancletas rosas y se dirigió hacia la puerta.

Al abrir se encontró con una visita totalmente inesperada. Javi, su ex-novio, estaba deseándole -‘muchas felicidades’-.

-¿Qué cojones haces aquí?-, dijo ella, visiblemente irritada.

-Te traigo tu regalo de cumple-, contestó Javi, mudando el gesto con que llegó, de forzada felicidad a enfado. No se esperaba ese recibimiento.

-No te tendrías que haber molestado-, respondió ella, moderando el tono de su voz e indicándole que pasase al interior del…

Texto completo en la página de relatos.

El Doctor Livingstone, supongo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: