Archivo | 9:15 am

Viviendo en la Era Pop (Parte 9): Fairport Convention

14 Jul

Los Fairport comenzaron en Londres en 1967 como la respuesta británica a los Jefferson Airplane, liderados por un tío muy feo llamado Richard Thompson. Al principio fueron cuatro, luego sumaron a la novia de Thompson, Judy Dyble, a la voz y comenzaron a tocar por ahí, extendiendo la palabra de los Byrds entre los herejes de la pérfida Albión. Joe Boyd, un americano que había trabajado con Pink Floyd y con la Incredible String Band (entre otros) se fijó en ellos, los convirtió en sexteto (un nuevo cantante, Ian Matthews, ex-jugador del Scunthorpe United). A pesar de su juventud (menos el bajista, ninguno pasaba de dieciocho años), tocaban bastante bien y tenían ojo para las canciones, descubriendo a gente como Leonard Cohen, Joni Mitchell o Tim Buckley (sí, el padre de…). Su primer disco, homónimo y editado a comienzos de 1968, incluía canciones de esta gente y algunas composiciones propias, todo en un estilo bastante ecléctico y eléctrico. Todo muy inocente, pero una buena muestra de lo que eran capaces este puñado de lobeznos del rock. Destacaba Richard Thompson como guitarrista, aún muy influenciado por los guitarristas de San Francisco (sobre todo por Jorma Kaukonen de los Airplane, ver gaseosa de ácido eléctrico). Sacaron singles como “If I Had A Ribbon Bow” o canciones como “Time Will Show The Wiser”, pero no pasaron de cierto reconocimiento por el underground y vendieron poco, pero lo suficiente para seguir con el rollo.

Los que no siguieron con el rollo fueron Thompson y la Dyble, que dejaron de salir juntos, cosa que fue aprovechada por su productor Joe Boyd, que presionó para que echaran a la cantante e incluyeran como vocalista a una protegida suya, Sandy Denny.

Sandy Denny no sólo trajo al grupo una voz con más carácter que la de Dyble (no era la voz lo único con carácter), sino un buen puñado de canciones y cierto gusto por el material tradicional. Una hermosa composición suya sobre una reina escocesa prisionera o algo así, “Fotheringay”, abrió su segundo disco, “What We Did On Our Holidays”, mucho mejor que el primero y ya con bastante influencia folk, aunque el trabajo seguía incluyendo perlas de acid-rock de aroma byrd (“Tale In Hard Time”), algo de blues (“Mr Lacey”), versiones acertadas de material raro de Dylan (“I’ll Keep It With Mine”) y la obra maestra de Thompson, una maravilla que aún me eriza los pelos de la nuca, “Meet On The Ledge”.

Tras el disco, Denny y Thompson acabaron de un plumazo con el reparto de labores de composición en el grupo. El futbolista dejó el grupo por estar en desacuerdo con el nuevo sonido folk del grupo (para después montar un grupo de…folk) y para el siguiente disco sólo firmaban canciones Denny y Thompson…y un tal Dylan. El disco se llamó Unhalfbricking (1969), en la portada salían los padres de Denny (dato a todas luces irrelevante) y seguía la deriva hacia el folk del grupo, ayudados por un violinista electrificado, Dave Swarbrick, que pronto sería miembro de pleno derecho del grupo. Se incluía más material de Dylan (la tremenda “Percy’s Song), fusiones folk inglés-ragas indios (“A Sailor’s Life”, once minutos y un tema clave en su desarrollo posterior), gemas de Denny (“Who Knows Where The Time Goes”, con ese título no puede ser mala) y Thompson, más flojo que en el disco anterior, pero aún en forma (“Genesis Hall”), además, tuvo algo de repercusión en las listas con el éxito del single “Si Tu Dois Partir” (el “If You Gotta Go, Go Now” de Dylan, que también versionearon los Flying Burrito Brothers). Poco después de editar el LP, se pegaron un piño con la fregoneta de la gira y murieron el batería y la novia de Thompson, lo que marcó un antes y un después en la vida de los Fairport, que tras un período difícil, se replantearon el futuro y decidieron seguir adelante.

Para el siguiente disco, ya en 1970, siguiendo la tradición de los Convention, no mantuvieron la misma formación. Swarbrick entró y se marchó Denny durante la grabación, debido a que quería grabar sus composiciones y el material tradicional no le dejaba sitio para sus temas (formó un grupo llamado Fotheringay con su novio y luego volvió a los Fairport). A pesar de estos cambios, el disco fue todo un éxito y mostró el camino a grupos de folk británico tocado con instrumentos rock (Magna Carta, Steeleye Span…aunque Pentangle y la Incredible son contemporáneos). Contenía temas como “Tam Lin”, tema tradicional (con veintitantas estrofas, sin perdonar ni una de las originales) con una batería que recuerda ligeramente a cosas de hard-rock, y el violín de Swarbrick tomaba más protagonismo. Obra maestra.

“Liege And Lief” no supuso su final, aún quedaban discos como “Full House” (con “Sir Patrick Spens”, del anterior video y con la primera formación completamente masculina de los Fairport) o la ópera-folk sobre un reo a punto de ser ahorcado, “Babacombe Lee”, pero las oruguitas que comenzaron tocando rock en la adolescencia se habían convertido en mariposas folk adultas. Ahora todos los años se reúnen en un festival especial a tocar, con la peculiaridad de que nunca se sabe quién va a ir exactamente ese año (muchas formaciones diferentes, pero también muchos problemas de salud y muchos años a sus espaldas). El que más carrera ha hecho ha sido Richard Thompson, que es una leyenda en la Isla (sí, a pesar de ser tan feo).

Mr pHarmacist