Camino del Valhalla (Parte 11): Spinal Tap

28 Dic

Led Zeppelin y Black Sabbath pusieron las bases del metal, y Deep Purple lo llevó al Japón, pero si algún grupo nos puso Camino del Valhalla, ése fue Spinal Tap, que llevó al Heavy Metal a sus cimas más altas.

Sus cabecillas fueron David St Hubbins y Nigel Tufnel, dos tipos que habían estado previamente en grupos como The Originals o The New Originals, con una clara influencia de los Rolling Stones, Yardbirds y demás grupos británicos influidos por la música negra. Lograron algo de repercusión, ya como Spinal Tap, con su “Gimme Some Money”, de claro sabor R&B, pero se hundieron con “Cakes and Tea”, un madrigal con cuarteto de cuerda y de sabor vagamente kink, que hizo que disolvieran el grupo. Lo reformaron de nuevo en 1967, esta vez con la inclusión ya definitiva del bajista Derek Smalls, el tercero de los miembros clave, y se subieron al carro de los hippies con una pieza pop con ínfulas de raga-rock en el solo de guitarra titulada “Listen To The Flower People”, que ya mostraba unos arreglos más complicados que sus trabajos previos. Pero todavía estamos lejos del metal y hay muchos pasos a recorrer.

Sin considerar las repercusiones musicales de “Listen To The Flower People” y su LP acompañante (homónimo), el éxito de la canción les aseguró un contrato sustancial con Polymer Records y total barra libre artística. Pasaron 1968 viviendo de las rentas y preparando su nuevo sonido, mientras escuchaban una y otra vez los nuevos trabajos de los Zeppelin o de Jeff Beck. Todas esas influencias se mostraron en su primer LP de heavy metal, “Brainhammer” (1970). Primera incursión en el mundo metálico y primer acierto, con su gran éxito “Big Bottom”, que mostraba influencias progresivas de Yes y King Crimson (no contenía guitarras y tenía líneas para tres bajos).

Con el éxito, llegaron los problemas, como la muerte de su batería ahogado en el vómito de otra persona (no fue el primero, su batería anterior había fenecido en un extraño accidente de jardinería, y tampoco el último, el siguiente se evaporó en una actuación), las drogas y la mala vida. Fruto de estos valladares, sus siguientes singles fueron un desastre (“Swallow My Love”), aunque siguieron sentando las bases del rock duro. No fue hasta 1974 cuando se recuperaron, con “Intravenus de Milo” y el single “Tonight I’m Gonna Rock You”, muy parecido a lo que Deep Purple trataba de hacer sólo unas millas más allá. La recuperación del grupo fue total y en 1975, en plena orgía de éxito de grupos de sonido más blando com los Pink Floyd y Mike Oldfield, ellos volvieron a ser los abanderados del heavy con la épica “Stonehenge”.

A partir de ahí, la nueva camada de grupos heavy o hard rock (Iron Maiden, ACDC y Judas Priest) les fue apartando de los titulares. Su música seguía siendo sólida (“Heavy Duty”, 1976, “Rock And Roll Creation” al año siguiente, en pleno desfase punk),

…pero su tren ya había pasado.

Siempre nos quedarán, sin embargo, sus atronadores discos, eternos, sublimes y, sobre todo, METÁLICOS ¡Larga vida al Metal!

Comfortably Numb

Anuncios

Una respuesta to “Camino del Valhalla (Parte 11): Spinal Tap”

  1. La chica que salió de la tarta enero 2, 2008 a 2:05 pm #

    Ayyys, esos 28 de diciembre, de tirar huevadas a los colegas y petardos a las señoras que pasean al perrito por la calle…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: