Rodando piedras (Parte 3): The Beatles

27 Feb

Objetos de los odios más enconados y de las admiraciones más profundas, los Beatles supusieron una ruptura en la música pop de la que hoy aún se sienten las consecuencias. Su época beat, la primera, es quizá la más vilipendiada, pero fue ahí donde se produjo la revolución más radical, donde se rompieron más esquemas. Y todo ello, sin dejar de ser maquinaria comercial de proporciones bíblicas, a la altura de la Britney Spears más vergonzosa.

Estos gigantes del pop empezaron su andadura en garitos de mala muerte tocando rock, pero pronto sus gustos evolucionaron hacia el soul de la Motown y de los discos de Atlantic y lo mezclaron todo con el pop blanco
y con un toque propio de ironía scouse. Cuando llegaron a los estudios de EMI, bajo la mirada severa de George Martin, todas esas influencias habían confluido en algo nuevo, en una sinergía de estilos. Pero GeorgeMartin no sólo se encontró con una nueva música, producto de otras ya conocidas; se encontró con cuatro chavales que tocaban y cantaban a la vez, algo que ya estaba “pasado de moda”, que llevaban cortes de pelo raros copiados de algún francés enloquecido; se encontró con cuatro personalidades bien definidas, cuatro individuos a vender, y no uno sólo, como Buddy Holly, Elvis o Gene Vincent, rodeados siempre de músicos anónimos. También se encontró con cuatro chavales que recién llegados a la veintena, se negaban a aceptar las normas y a tocar canciones de otros, tal era la confianza que tenían en su material.

Tuvieron la suerte los Beatles de encontrarse con George Martin. Cualquier otro les hubiera echado con cajas destempladas al negarse ellos a tocar “How Do You Do It”, de Mitch Murray, pero Martin les diola oportunidad de hacer algo con sus canciones y ellos les respondieron con “Please, Please Me”, que se catapultó al número uno de las listas (de algunas, al menos). Aunque era su segundo single, la esencia del beat juvenil de esta época está en esta canción: los incansables platillos de Ringo, que tan bien sonaban en los vinilos y que han perdido algo de fuelle en las remasterizaciones patosas a CD de la EMI; los coros entusiastas; el ritmo sin descanso; el jolgorio generalizado, cerca de la estridencia. Nada era nuevo, pero nadie lo había usado todo a la vez. Además de un sonido nuevo, la gente descubrió a cuatro jóvenes ingeniosos, siempre predispuestos a bromear con la prensa y con una sempiterna sonrisa en la boca ¿Quién no iba a quererlos?

Según iban aprendiendo más acordes de guitarra, sus canciones ganaron en sofisticación: “From Me To You” no era tan brillante como “Please, Please Me”, pero contenía enigmáticos acordes disminuidos en séptima menor, aparte de una maravillosa reverberación en la voz, obra y gracia de Martin, y un bajo retumbante, marca de la casa.

Se pensaron que iban a ser flor de un día, así que grabaron su primer disco en una sola y agotadora jornada en los estudios EMI. El disco resultante fue una maravilla y un prodigio del beat, rematado por una vibrante versión del “Twist And Shout” grabado en una sola toma que ha dado la vuelta al mundo. Además de la citada canción contenía otros temas imprescindibles para entender la primera época de los de Liverpool, con versiones impecables como “Baby It’s You” de las Shirelles o “Anna” del gurú Arthur Alexander. Remataron todo este material con canciones propias de Lennon/McCartney, siendo “There’s A Place” la más notable, pero nos regalaron a las generaciones siguientes “Misery” o la rockera “I Saw Her Standing There”. Imprescindibles.

Lejos de quedarse como unos one-hit wonders, triunfaron en el año 1963 con los singles “She Loves You” y sus afamados “yeah, yeah, yeah!” y con la energética “I Want To Hold Your Hand”, con una de las guitarras más ineptamente encantadoras de Harrison, más notable en la versión stereo (como siempre en estos casos, haríais mejor en recurrir a las versiones mono en primer lugar, porque las stereo son de dudosa factura). Si alguién sabe que estaba haciendo el bueno de George en esos momentos, que nos lo cuente. Además, acompañaron estos singles con un segundo LP en el que rompieron de nuevo moldes. En la portada se veía a los cuatro Beatles sin sonreir en una dramática foto en blanco y negro (reminiscencias del monocromo de los discos de jazz de Blue Note). Además, el disco no contenía ningún single de éxito, lo que era otro paso adelante de esta gente (aunque salió con el soporte extraoficial del éxito de “She Loves You”, a pesar de ni venir ésta incluida). El disco era tan bueno o mejor con el primero, destacando el inicio a cargo de Lennon (la esencial “It Won’t Be Long” y su primera canción “grande”, “All I’ve Got To Do”). McCartney también estaba acertado con la sempiterna “All My Loving”. Hasta Harrison debutó como compositor en la infravalorada “Don’t Bother Me”. De nuevo, incluían una mitad de composiciones externas, con “Please Mr Postman” de las Marvelettes a la cabeza. También incluyeron su versión beat de “I Wanna Be Your Man”, el tema que habían donado a los Rolling, cantada por Ringo.

Franz Ferdinand destrozando “It Won’t Be Long” en directo (perdóname, Curtis)

1964 fue el año de su consagración y de la confirmación de su fenómeno. Pasaron la primera mitad del año grabando su primera película. Avergonzados por las películas del ídolo de su adolescencia (Elvis) trataron de buscar un guión fresco y algo rompedor. El resultado fue “A Hard Day’s Night”, que llegó a España y demás paises castellanoparlantes con el enigmático título de “¡Qué noche la de aquel día!”. El film fue dirigido por un director con bastantes ideas llamado Richard Lester, que fue capaz de captar la esencia de 48 horas en la vida del grupo en un guión de hora y media. El resultado, una película con algunas escenas antológicas (la rueda de prensa) y sin pastel añadido (no hay historias de amor…ni siquiera hay historia) y en la que los cuatro tienen protagonismo (aunque Ringo sobresale). Eso sí, hay que verla subtitulada, porque es un festival de humor scouse de principio a fin.

Las canciones estuvieron a la altura, desde el ya legendario acorde de guitarra de 12 cuerdas al principio de la incansable “A Hard Day’s Night”, hasta la sutil balada “And I Love Her” pasando por “Can’t Buy Me Love”. Por alguna razón, en EE.UU. salió la cara B del disco de la banda sonora rellenada con instrumentales de Martin para la película. La Cara B de UK y la que nos ha llegado a nosotros vino con 6 canciones más que no salieron en el film pero que resultaron ser mejores que las incluídas en la banda sonora. Lennon estuvo particularmente inspirado, con “Any Time At All” y la agridulce “I’ll Be Back”, pero “Things We Said Today” y la funky “You Can’t Do That” sobresalían también respecto a la cara A. Con este disco también abrieron alguna barrera que otra, ya que Lennon y McCartney compusieron ellos solitos las 13 canciones del disco.

Ese verano de 1964 lo pasaron en gira por los Estardos Unidos y se notócierto cansancio en los Beatles. La segunda mitad del año fue decepcionante en lo artístico. “I Feel Fine” tenía un buen riff, pero la canción no daba para más y el álbum acompañante, “Beatles For Sale”, rezumaba hastío. Lennon estaba particularmente sombrío, con “No Reply”, “Baby’s In Black”, I’m A Loser” y “I Don’t Want To Spoil The Party”, buenas canciones pero muy contrastadas en tono con sus trabajos anteriores. McCartney estuvo más flojo y el LP además incluyó un montón de versiones intrascendentes. Primer fiasco.

Parecía que su estrella se apagaba. La siguiente película, “Help”, de 1965, resultó ser una estraña historia de tintes surrealistas incomprensible para los jóvenes fans del grupo. Lennon era infeliz y se sentía todavía en “Help” o “You’ve Got To Hide Your Love Away”, muy influenciado ya por Dylan. Por suerte, nos regaló “Ticket To Ride” (y su playback).

McCartney más flojo, como casi siempre, aunque respondió con una vuelta al beat sin descanso de los primeros días con “The Night Before” y, aunque no apareciera en la película, con la baladilla “Yesterday”, que al principio se titulaba “Scrambled Eggs”. El verano de 1965 hicieron otra gira por los Estambos Tullidos y volvieron con la inocencia perdida.
Durante el otoño de ese mismo año dieron carpetazo al beat y grabaron su primera obra magna de la edad adulta, el hermoso y agridulce “Rubber Soul”. Pero éso ya es historia de la Era Pop.

Mr pHarmacist

P.S: NI SE OS OCURRA COMPRAR CDS DE LOS BEATLES. Bajaos las canciones, pedídselos a vuestros padres o amigos o robadlos, lo que consideréis oportuno. Discos de 30 minutos a precios escandalosamente altos es un robo a mano armada. Los discos son escucha obligada pero se desaconseja su compra hasta que EMI baje el precio o se decidan a incluir unos jugosos extras en forma de singles y rarezas y unas notas en el CD dignas. Esperamos noticias, pero no se ve nada en lontananza.

Anuncios

4 comentarios to “Rodando piedras (Parte 3): The Beatles”

  1. edujarto febrero 28, 2008 a 3:03 am #

    El circulo se va cerrando. Esperare la etapa crepuscular (que ya dije que era mi favorita). Por cierto que no me olvido de Viviendo la Era Pop para que tenga pagina propia dentro del blog. Solo es que ando ocupadillo.
    Gracias Mr. pHarmacist

  2. la chica que salió de la tarta febrero 28, 2008 a 9:21 am #

    Joé, ya tengo energía para todo el día.

    Esto es una gozada.

    Dame más de eso, Mr. Pharmacist.

  3. antipatica febrero 28, 2008 a 10:33 pm #

    Ya te digo, el Farmacéutico nos dá de lo bueno lo mejor!

    Por cierto Mr pHarmacist, un poco durillo le noto con Paul, se te ve el plumero jeje.

    p.d:Esto ya entra en Historia de la Era Pop, porque es del 68y 69 pero G.Harrison con “While My Guitar Gently Weeps” y “Here Comes The Sun” me tiene ganá.

    Rocío.

  4. edujarto febrero 28, 2008 a 10:44 pm #

    uy, parece que “Here Comes The Sun” ganaria en cancion favorita de The Beatles…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: