Archivo | marzo, 2009

Es así, por mucho que te intenten engañar…

31 Mar

[…]”-Bueno, en realidad no se puede hacer nada -dijo ella-. La calvicie no se puede prevenir. Las personas que tienen que quedarse calvas se quedan calvas, y cuando deben quedarse calvas, se quedan calvas. Nada puede impedirlo. Se habla mucho, ¿no?, de que si te cuidas el pelo no te quedas calvo. Pero es mentira. Mentira. Mira a Shinjuku y mira a los vagabundos que están tiras por ahí. No hay ni uno calvo. Y ellos no se lavan el pelo cada día con champú Clinique o Vidal Sassoon. ¿Crees que cada día se dan friegas en el cuero cabelludo con loción? Todo eso se lo inventan los fabricantes de cosméticos para sacarle el dinero a la gente con poco pelo.“[…]

Extracto de la ‘crónica del pájaro que da cuerda al mundo’ de Murakami.

La chica que salió de la tarta.

Economía para tontos

30 Mar

Vivo en Albacete. Tengo una tienda de quesos, un negocio que no me hace rico, pero que me permite vivir dignamente. Lo que voy ahorrando, lo ingreso en una cuenta en una caja de ahorros. La caja, a cambio, me asegura que se hará responsable de mi dinero, de los ahorros que he ido acumulando con mi trabajo día a día, que no me lo robarán. También me da un interés por mi dinero, aunque pago más por las comisiones que me cobra por las tarjetas, por el mantenimiento de la cuenta, etc. Pero, en fin, lo aguanto porque me hace la vida “más fácil” y, total, son unos pocos euros.

La caja con mi dinero y el de mi amigo Paco, que tiene una fábrica de navajas, y el de nuestra amiga Rosa, que trabaja de cajera en el súper del barrio, y con el dinero de mucha gente, invierte en negocios: puede ser en construcción, en investigación médica y en fábricas de armas. Es nuestro dinero, pero ¿nos consultan si nos parece bien dónde invierten? No. ¿Nos dan una parte del beneficio que han obtenido con nuestro dinero? No. ¿Nos avisan siquiera por escrito de que pueden hacer lo que quieran con nuestro dinero sin consultarnos? No.

¿Y qué pasa cuando unos malos gestores, que cobraban al mes lo que yo gano en un par de años de trabajo, la cagan y los negocios son un desastre? ¿Qué ocurre cuando nuestro dinero se ha invertido, pero no se va a recuperar, no por malicia, sino por ineptitud? Bueno, entonces viene el Estado y les ayuda a recuperar nuestro dinero. Pero ese dinero también es nuestro porque ese dinero proviene de nuestros impuestos. ¿Y los gestores? Dimiten y todos contentos. ¿Se les puede pedir alguna responsabilidad? Parece que no.

En resumen: le doy dinero a mi banco o caja, él lo invierte donde le place sin mi consentimiento y, a cambio, no me da ni una migaja de sus ganancias, pero, si la inversión no resulta, el Estado, es decir, yo de nuevo, le salvo el culo.

Doblemente estúpido: una, por dejarle mi dinero, y otra, por darle más dinero para que no quiebre.

¿Por qué los políticos y los periodistas no nos explican la verdad? En primer lugar, no van a morder la mano que les da de comer. Pero aún más importante, porque nos estarían llamando tontos en la cara. Y, ante todo, hay que tener educación. ¿Qué cara se te ha quedado?

El Aspirante

Cosas

29 Mar

De repente, María me dijo,-“Me piro, que tengo que hacer unas cosas“-. Me despedí de ella y mientras caminaba de vuelta a casa y sin pretenderlo me puse a pensar en cosa.

La conclusión a la que llegué mientras reflexionaba sobre la susodicha palabra es que cosa es una extraña palabra, cosa es de por sí indefinición, indeterminación, cosa me resulta, incluso, desagradable al oído. Decir cosa y no decir nada es casi lo mismo.

Hacer una cosa podría ser ver el atardecer en el desierto del Gobi una cálida tarde del corto verano mongol o podría ser madrugar y salir de casa en la penumbra para ir a trabajar un lunes lluvioso en la capital de cualquier país ‘primermundista’.

Hacer una cosa podría ser lavar la ropa interior o leer un libro de Saramago.

Bueno, os dejo, que tengo que hacer unas ‘movidas’.

La chica que salió de la tarta.

Preguntas estúpidas

26 Mar

Después de sonaros los mocos, si os encontráis en soledad, ¿miráis los mocos que acabáis de pegar en el pañuelo?
Y en caso afirmativo, ¿por qué?

La chica que salió de la tarta.

DEFENSA DEL PAPA Y DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL

20 Mar

En la sociedad occidental hay libertad de expresión y cualquiera puede decir las barbaridades que crea conveniente. Que el papa diga lo que quiera. Que la Conferencia Episcopal haga las campañas que les salga de las sotanas.

Lo irresponsable es que todo eso salga en los medios de comunicación. ¿A quién le interesa lo que diga el Papa? Que sea noticia para medios que se reconocen católicos, como el Abc, La Vanguardia, etc., me parece bien. Pero que tengamos que leerlo en periódicos como El País, El Periódico de Catalunya o Público, que lo comenten articulistas como Escolar o viñetistas como El Roto, que la televisión pública que pagamos todos reserve siquiera un segundo a esa noticia me parece gravísimo. Ningún medio de comunicación serio debería prestar la más mínima atención a lo que dicen esos señores. Es hacerles publicidad gratuita. Es ayudarles.

En cambio, tendrían que correr ríos de tinta acerca de que este Gobierno mal llamado progresista aún esté dando dinero a la esa iglesia que después lo utiliza para campañas demagógicas. O que en Madrid se vaya a construir un minibarrio temático del catolicismo.

El Aspirante

Gooooooooooooooooooooooooool

17 Mar

La chica que salió de la tarta.

Doble moral

16 Mar

No hace mucho la Iglesia española se quejaba de la publicidad de unos autobuses. Se sentían ofendidos. Pedían amparo.  Una frase diciendo que quizás dios no existe molestaba, pero la publicidad demagógica comparando la ley del aborto con las leyes de protección de especies en peligro de extinción es perfecta. Por las sonrisas que despachaba el portavoz de la Conferencia Episcopal al lado de su cartel el dinero gastado ha merecido la pena. Le gustaba el lema. ¿Qué más da que sea una gilipollez?. Impacta. Ya sabía que iba a aparecer en todos los periódicos.  Un consejo: vayan a La Noria o a ese tipo de programas. Les van a dar mucho más espacio, más morbo, y seguro que pueden recuperar el dinero malgastado en carteles que la gente no mira.

edujarto

Pues estoy de acuerdo con él

15 Mar

Escribía Perez-Reverte hace unas semanas su columna en el xlsemanal que la titulaba ‘Esos meteorólogos malditos’. Decía lo siguiente:

Decía Joseph Conrad que la mayor virtud de un buen marino es una saludable incertidumbre. Después de quince años navegando como patrón de un velero, y con la responsabilidad que a veces eso te echa encima –el barco, tu pellejo y el de otros–, no sé si soy buen marino o no; pero lo cierto es que no me fío ni del color de mi sombra. Eso incluye la meteorología. Y no porque sea una ciencia inexacta, sino porque la experiencia demuestra que, en momentos y lugares determinados, la más rigurosa predicción es relativa. Nadie puede prever de lo que son capaces un estrechamiento de isobaras, una caída de cinco milibares o el efecto de un viento de treinta nudos al doblar un cabo o embocar un estrecho. Pese a todo, o precisamente a causa de eso, siento un gran respeto por los meteorólogos. Buena parte del tiempo que paso en el mar lo hago en tensión continua: mirando el barómetro, atento al canal de radio correspondiente con libreta y lápiz a mano, o sentado ante el ordenador de la mesa de cartas, consultando las previsiones meteorológicas oficiales e intentando establecer las propias. Hace años las completaba con llamadas telefónicas a los viejos compañeros de la tele –mis queridos Maldonado y Paco Montes de Oca–, que me ponían al corriente de lo que podía esperar. Los medios de predicción son ahora muchos y accesibles. España, que cuenta con un excelente servicio de ámbito nacional, carece sin embargo de cauces eficaces de información meteorológica marina: sus boletines públicos son pocos y se actualizan despacio, y su presentación en Internet es deficiente. Por suerte, funcionan páginas de servicios franceses, ingleses e italianos, entre otros, que permiten completar muy bien el panorama. Para quien se preocupa de buscarla, hay disponible una información meteorológica marina –o terrestre, en su caso– bastante razonable. O muy buena, en realidad. Sigue leyendo

Directivas

11 Mar

Porque se implantan de manera directa en todos los países miembros o sea, en tu modo de vida. 

Así no puedes protestar por muy absurda, poco fundamentada o vulneradora de derechos que sea la norma porque te van a estar fastidiando desde su implantación y luego ya, si eso, recurre su legalidad y que nos quiten lo “bailaó”.  

Recuerdo este momento y muchos posteriores en los que, sobre todo amigos porque yo he tenido mucha suerte en ese sentido, se han encontrado en situaciones dantescas.

 

495

 

Nos las meten dobladas y nos cabreamos pero en la intimidad,  joderse.

Visto  aquí.

Rocío.

8 de Marzo

8 Mar

A las mujeres trabajadoras…¿Felicidades?

8-marzo-09blog

En fin felicitémonos por seguir teniendo un día, con un porqué a recordar pero que remarca una desigualdad que a estas alturas ya no debería existir y que es  potenciada,  en algunos casos, por nosotras mismas. Olé.

Viñeta de Manel Fontdevila.

Rocío.