Gallardón, el faraoncito.

14 Nov

Dedicado al señor alcalde de Madrid (y a tantos y tantos otros):

“Por añadidura, allí también se debatía esa maldita proclividad de los hombres que ostentan el poder a eregir obras que hagan recordar su paso; dadle poder a un tipo y enseguida os levantará una pirámide; son faraoncitos buscando perpetuarse, como aquel alcalde y demás ediles de 1933 queriendo pasar a la historia de Getxo como los héroes que acometieron lo que nadie se había atrevido antes: meterle mano a la venta para incorporarla a lo moderno.”

Verdes valles, colinas rojas (2. Los cuerpos desnudos), Ramiro Pinilla

 

El Aspirante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: