AGUANTANDO EL MONO

14 Ene

stoy preocupado. No es un caso aislado. Ya han sido varios los amigos que me han contado lo mal que lo llevan. ¡No todos lo van a poder soportar! Algunos prefieren quitarse de golpe. Otros optan por quitarse poco a poco. (Buen momento para recordar la original de Tabletón.)

No, no hablo de los fumadores, a los que sólo les quedan unos pocos meses en los que poder fumar en bares y restaurantes sin quebrantar la ley. Hablo de una droga mucho más dura. Hablo de los que desean que vuelva la publicidad a la televisón pública. Porque ahora no disponen de ese hueco para preparar la cena, para recoger la ropa, para ir al baño, para cortarse las uñas, bajar la basura, etc. Y están desesperados. No es fácil adaptarse a un cambio tan radical. Sé de una señora que lleva desde que comenzó el año sin levantarse de su sillón preferido, esperando ese ansiado anuncio que le permita seguir con su vida, aunque sólo sea por unos minutos. Quizá sea una leyenda urbana, no sé.

Pero, ¿cuál es la droga? ¿La programación o los anuncios?

No hace falta esperar a los anuncios para realizar otra actividad: apágala. ¡Vamos, anímate, tú puedes! Te aseguro que serás más feliz.

El Aspirante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: