Sobre fechas y orígenes

29 Ene

Trabajar con fechas tiene sus complicaciones. Una función que calcule el número de días transcurridos entre dos fechas cualesquiera no es trivial. Por ejemplo, la pregunta no se puede responder si no te dan otro dato: ¡el país! ¿Sorprendido? No te vendrá mal conocer algunos hechos sobre el calendario.

Para empezar, no existe el año cero, pues el cero se descubrió en occidente bastante más tarde (en el siglo IX fue introducido por los árabes, que lo habían tomado previamente del sistema indio). El año anterior al 1 d. de C. (después de Cristo) es el 1 a. de C. (antes de Cristo). En consecuencia, el día siguiente al 31 de diciembre de 1 a. de C. es el 1 de enero de 1 d. de C.. (Esa es la razón por la que el siglo XXI empezó el 1 de enero de 2001, y no de 2000, como erróneamente creyó mucha gente.)

Julio César, en el añoo 46 a.C. difundió el llamado calendario juliano. Hizo que los años empezaran en 1 de januarius (el actual enero) y que los años tuvieran 365 días, con un año bisiesto cada 4 años, pues se estimaba que el año tenía 365.25 días. El día adicional se introducía tras el 23 de febrero, que entonces era el sexto día de marzo, con lo que aparecía un día ((bis-sexto)) (o sea, un segundo día sexto) y de ahí viene el nombre ((bisiesto)) de nuestros años de 366 días. Como la reforma se produjo en un instante en el que ya se había acumulado un gran error, Julio César decidió suprimir 80 días de golpe.

Pero la aproximación que del número de días de un año hace el calendario juliano no es exacta (un año dura en realidad 365.242198 días, 11 minutos menos de lo estimado) y comete un error de 7.5 días cada 1000 años. En 1582 el papa Gregorio XIII promovió la denominada reforma gregoriana del calendario con objeto de corregir este cálculo inexacto. Gregorio XIII suprimió los bisiestos seculares (los que corresponden a años divisibles por100), excepto los que caen en años múltiplos de 400, que siguieron siendo bisiestos. Para cancelar el error acumulado por el calendario juliano, Gregorio XIII suprimió 10 días de 1582: el día siguiente al 4 de octubre de 1582 fue el 15 de octubre de 1582. Como la reforma fue propuesta por un papa católico, tardó en imponerse en países protestantes u ortodoxos. Inglaterra, por ejemplo, tardó 170 años en adoptar el calendario gregoriano. En 1752, año de adopción de la reforma gregoriana en Inglaterra, ya se había producido un nuevo día de desfase entre el cómputo juliano y el gregoriano, así que no se suprimieron 10 días del calendario, sino 11: al 2 de septiembre de 1752 siguió en Inglaterra el 14 de septiembre del mismo año. Por otra parte, Rusia no adoptó el nuevo calendario hasta ¡1918!, así que la revolución de su octubre de 1917 tuvo lugar en nuestro noviembre de 1917. Y no fue Rusia el último país occidental en adoptar el calendario gregoriano: Rumanía aún tardo un año más.

Por cierto, el calendario gregoriano no es perfecto: cada 3000 años (aproximadamente) se desfasa en un día. ¡Menos mal que no nos tocará vivir la próxima reforma!

Texto visto en un libro de apuntes de metodología y tecnología de la programación de la Universitat Jaume I.

La chica que salió de la tarta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: