Archivo | etimologias RSS feed for this section

Las reflexiones del Dr. Cavadas

2 Oct

Esta mañana estaba corriendo por el parque mientras disfrutaba escuchando la entrevista que le han hecho al Dr. Pedro Cavadas en RNE:

(minuto 14.00, más o menos, aunque el audio previo también es sumamente interesante).

http://www.rtve.es/alacarta/audios/no-es-un-dia-cualquiera/dia-cualquiera-reflexiones-pedro-cavadas/1212505/

La chica que salió de la tarta.

Libros por papeleras

4 Dic

Carta enviada María Cacho Gallego al director del país publicada en la edición impresa de Madrid el día 30/11/2010:

El año pasado por estas fechas, cuando volvía a mi casa de la universidad, pasé por delante de uno de esos edificios que me vio crecer, aunque en esta ocasión, sería lo justo decir que yo le ví morir a él. La crisis se había llevado por delante la biblioteca pública de mi barrio. Durante las siguientes semanas, algunas de las personas que estaban desmantelando la biblioteca me explicaron que el ayuntamiento de Madrid había decidido clausurarla por motivos económicos. Ese pequeño local de un par de plantas, apenas trescientos metros cuadrados para tres salas de lectura. Resulta obvio que Madrid era incapaz de mantener semejante riqueza.

Seis meses después, el ayuntamiento decidió renovar las papeleras de mi ciudad por otras muy parecidas que habían sido construidas en el espacio exterior, poco más o menos. Papeleras a la medida de los vándalos: antipintadas, ignífugas y con un cenicerito arriba. Cada una de estas obras de ingeniería costó 1133.78€. Nada más.

Aún así, no sería de extrañar que estos nuevos recipientes ardiesen de igual manera que los antiguos. Reconozcámoslo: resulta imposible detener el desastre si a los chavales les quitan los libros para construir una pila con ellos, plantan una papelera encima. y luego pretenden que no lancen la cerilla. A fin de cuentas, ninguno de ellos tuvo la oportunidad de leer Bambi, una vida en el bosque.

La chica que salió de la tarta.

Lost in translation

29 Jul

Leo en el log de Mariano Guerra lo siguiente:

(traducción libre del inglés)

Algunos descubrimientos sobre como el lenguaje puede afectar a la forma de pensar.

-Los rusos, los cuales tienen más palabras para los azules oscuros y claros, son mejores para discriminar visualmente tonos de azul.

-Algunas tribus indígenas dicen norte, sur, este y oeste en lugar de derecha e izquierda y, como consecuencia, tienen una buena orientación espacial.

-Los Piraha, cuyo lenguaje discrimina las palabras de números (uno, diez, etc) en favor de términos como ‘unos pocos’ o ‘muchos’, no son capaces de establecer cantidades exactas.

-En un estudio, los hispanohablantes y los japoneses no pueden recordar los agentes de eventos accidentales tan hábilmente como los angloparlantes. ¿Por qué? En español (castellano) y en japonés el agente de causalidad se omite: “se rompió el jarrón” en lugar de “Edujarto rompió el jarrón”.

Fuente original y texto ampliado.

La chica que salió de la tarta.

La dulzura del azucar

18 Dic

Ayer, estando en una cafetería y con un colacao calentito para combatir el frío pude satisfacer durante un ratito mi curiosidad gracias al envoltorio de un azucarillo donde venía una etimología. Os transcribo lo que ponía:

El origen de la palabra cadaver se remonta a la época romana donde existía una losa sepulcral con la inscripción: ‘caro data verbimus’ (carne entregada a los gusanos).

Con el tiempo y la erosión, algunas letras se fueron borrando hasta que solo era legible las sílabas ca, da y ver; naciendo el término para designar a un fallecido.

Como todo, no sé hasta que punto esto es así, pero quiero dar las gracias a cafés Oquendo por ofrecer algo más que un envoltorio para su producto.

La chica que salió de la tarta.

Pororoca

17 Dic

Hoy vamos a mezclar la etimología con la física. A ver que sale.

Pororoca (Pororó-ká) es una onomatopeya en lengua tupí-guaraní (hablada en Paraguay, Argentina, Brasil y Bolivia) que significa “ruido muy destructivo” o “gran estruendo”.

Y, ¿a qué se refiere esta palabra? Pororoca sirve para designar una gran ola de marea que se produce en la desembocadura de algunos rios como el Amazonas o el Orinoco.

Para saber más siempre puedes ir a la wikipedia, incluso puedes donar algo para que sea más grande y mejor cada vez.

Otra palabra relacionada y otro sitio donde puedes mezclar física con etimología es macareo (en wikipedia). Que es como se llama la pororoca en el delta del Orinoco.

La chica que salió de la tarta.

Pariguayo

25 Jun

Extraído de The Brief Wondrous Life of Oscar Wao de Junot Díaz.

Pariguayo es un neologismo peyorativo a partir del inglés ‘party watcher’ (‘el que mira las fiestas’). La palabra comenzó a utilizarse comunmente durante la primera ocupación estadounidense de la Rep. Dominicana, de 1916 a 1924. Durante esta primera ocupación se dijo que los miembros de las fuerzas de ocupación estadounidenses a menudo iban a fiestas dominicanas pero, en lugar de participar, simplemente se paraban y miraban. Lo que, por supuesto, debía parecer una locura. ¿Quién diablos va a una fiesta a mirar? Después de eso, los marines fueron siempre pariguayos, palabra que en uso cotidiano quiere decir ‘el tipo que se queda fuera’, ‘que solo mira mientras los otros levantan a las muchachas’; en otras palabras, cualquiera que es un inútil, un ‘apocao‘. El pariguayo es el que no sabe bailar, el que no tiene con qué, el que dejan que se burlen de él; ese precisamente es el pariguayo.

Otras definiciones: 1, 2, 3.

La chica que salió de la tarta.

Cuidarla está de moda en estas fechas

14 Jun

A todos nos gusta tener una buena silueta, y más en estas fechas donde la ropa no permite disimular nuestros excesos alimenticios.
Silueta, según el DRAE, es:
1. f. Dibujo sacado siguiendo los contornos de la sombra de un objeto.
2. f. Forma que presenta a la vista la masa de un objeto más oscuro que el fondo sobre el cual se proyecta.
3. f.perfil (contorno de una figura).

Palabras sinónimas podrían ser perfil, contorno, trazo, dibujo, esbozo, borde, forma, sombra, tipo, figura.

La palabra proviene del francés, como tantas otras del castellano. En la segunda mitad del siglo XVIII se puso de moda en Francia un tipo de retrato que consistía en dibujar en negro sobre blanco el perfil de una persona o en recortarlo en cartulina negra y pegarlo sobre una blanca, modalidad esta que sigue siendo una de las principales actividades de los artistas callejeros del parisino Montmartre (‘Monte del Mártir’, pues se creyó que allí había sido martirizado San Dionisio, posteriormente patrono de París).

Según el diccionario etimológico Espasa-Calpe, a este velocísimo retrato se le dio el humorístico nombre de silhouette, tomado del apellido de Étienne de Silhouette (1709-1767), efímero intendente general del tesoro de Luis XV, que, según unos por honrado, según otros por todo lo contrario, pasó tan rápidamente por el cargo como las tijeras o los pinceles del artista por la cartulina. Que se sepa, el defenestrado Silhouette no fue, como sostienen algunos, el inventor del retrato en silueta. Otra versión de la historia es la que cuenta que se tomó del nombre de un austero ministro de Hacienda de la Francia de Luis XV, Étienne de Silhouette (1709-1767), quien llegó al cargo en marzo de 1759 por recomendación de la favorita del Rey, madame de Pompadour. Este ministro tenía la afición de recortar en papel retratos de siluetas. Silhouette se granjeó la animadversión tanto de la nobleza como de la pequeña burguesía, perjudicadas por sus medidas, con lo que su impopularidad muy pronto se generalizó en toda Francia, al punto de que en noviembre del mismo año se vio obligado a renunciar.

En 1788, silhouette ya aparecía en francés para designar dibujos de contornos y en 1835, la palabra era admitida por la Academia Francesa. Pero fue Chateaubriand quien en 1841 usó por primera vez silhouette para referirse específicamente a los contornos de cuerpos humanos.

Silueta apareció en la edición de 1869 del Diccionario de la Real Academia, pero ya en 1864 la había usado el poeta sevillano Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870) en Desde mi celda. Desde el diccionario de la real academia de 1914 apenas ha habido cambios en la definición.

Fuentes: DRAE, elcastellano.org, mis diccionarios Espasa-Calpe.

La chica que salió de la tarta.

Retractus

5 Mar

De esta palabra latina, participio pasivo del verbo retrahere (hacer retirar), proviene tanto la palabre retrete como la palabra retreta.

Pero centrémonos en retrete, según el drae las acepciones de retrete son:

1. m. Aposento dotado de las instalaciones necesarias para orinar y evacuar el vientre.

2. m. Estas instalaciones.

3. m. desus. Cuarto pequeño en la casa o habitación, destinado para retirarse.

Según el diccionario Espasa:

Recipiente con una cañería de desagüe, dispuesto para orinar y defecar.

Habitación donde está instalado este recipiente (al fondo a la derecha, como en todos los bares).

Aparece en nuestra lengua en 1438. Según Corominas, proviene del catalán retret, que significó inicialmente en esa lengua española ‘retraído’ y, más tarde, ‘cuarto pequeño e íntimo’.

En esta noticia (gran noticia) se hace un comentario a la misma palabra.

La chica que salió de la tarta.

Avía con los alcahueses

16 Dic

Bien es menester, pensó el alma cándida al salir a escape ánde se dirigía, mientras cataba un cantarete y escuchaba al gorrino rezongar en el chapitel.

Menudo cisco se había montado por unos cuartos que estaban aquí y luego allá, que existían y luego no, cosa que a los mirasoles ni les producía pepelrreque ni les cambiaba su hurona existencia esperando que el nulo dejase al sol relucir.

[…]

Vaya, que raro habla hoy la chica tartera, pensaréis. Me explico, es que me he puesto a hablar usando palabras de un diccionario secano que unos ‘chavales’ han recopilado para acordarse de sus veranos en el pueblo. El pueblo en cuestión se llama Villarejo Seco y espero visitarlo algún día.

La chica que salió de la tarta.

Dibujar con luz

2 Nov

Primero fue la cámara oscura, luego ya vinieron procesos más complejos iniciados por Niepce, Daguerre o Fox-Talbot. Lo que todos buscaban era poder dibujar con la luz, escribir con la luz.

Fox-Talbot llamó a su proceso Calotipo (que proviene del griego, Kalos/bello y tipo/modo o modelo). Un bello modo de captar la luz y eternizar recuerdos.

Su nombre más habitual es fotografía, literalmente ‘escribir con luz’, y su primera acepción en el DRAE, desfasada en estos días tecnológicos al pasar de la química a la física, es el ‘Arte de fijar y reproducir por medio de reacciones químicas, en superficies convenientemente preparadas, las imágenes recogidas en el fondo de una cámara oscura.

La chica que salió de la tarta.